Aula – Taller en Derechos Humanos por medio de la Literatura Paraguaya


“VIRIATO DÍAZ PÉREZ O EL POLÍGRAFO DE VILLA AURELIA Y LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO.” Análisis y Discusión del escrito “Las Ideas no se Matan.”
13/03/2010, 1:34 PM
Filed under: Uncategorized

Para este encuentro del Aula Taller en Derechos Humanos por medio de la Literatura Paraguaya referida a una Libertad fundamental de la conciencia humana que es la Libertad de Pensamiento se ha optado por la obra y la figura del escritor español radicado en Paraguay; Viriato Díaz – Perez, un polígrafo políglota dedicado tanto a la investigación Teosófica como al Ocultismo, Paléografo, con doctorado en Filosofía y Letras también identificado con estudios Orientalistas sobre la India.

A continuación se ofrece el articulado de la Declaración Universal de los Derechos Humanos referidos a la Libertad de Pensamiento, Opinión y Expresión; para luego introducir la vida y obra de Don Viriato.

El texto propuesto para discución “Las Ideas no se matan”, se entregará el Jueves 18 para su lectura presencial entre los asistentes al encuentro en la Biblioteca del Centro Cultural de España Juan de Salazar. Se recomienda confirmar su precencia al mail: ddhh.literaturaparaguaya@gmail.com a fin de no quedar sin copia.

Demás está decir que lo mejor del encuentro de los Jueves en la Biblioteca del Salazar son las discuciones y las divergentes posturas… l@ esperamos.

Imagen de Viriato Díaz -Perez

Artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos referidos a la Libertad de Pensamiento, Opinión y Expresión.

Artículo 18

Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.

Artículo 19

Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

—————–

Viriato Díaz-Pérez[1]

 

Viriato Díaz-Pérez
Nombre real Viriato Díaz Pérez
Nacimiento 1875
Madrid, España
Fallecimiento 25 de agosto de 1958
Asunción, Paraguay
Nacionalidad Español, radicado en Paraguay
Área Literatura, Maestro
Educación Doctor en Filosofía y Letras

Viriato Díaz-Pérez es uno de los más fecundos maestros que tuvo el Paraguay durante casi medio siglo.

 Infancia y juventud

Díaz-Pérez nació en Madrid en 1875. Provenía de un linaje de intelectuales. Hijo de Nicolás Díaz-Pérez, conocido escritor, cronista oficial de Extremadura y autor del Diccionario Biográfico y Bibliográfico de Extremeños Ilustres, y de doña Emilia Martín de la Herrería, también escritora.

Obtuvo el grado académico de Doctor en Filosofía y Letras en la Universidad Central de Madrid en el año 1900. Fue alumno de consagrados maestros como Menéndez y Pelayo, Giner de los Ríos, Moraita y Cordera.

Trayectoria en Madrid

Viriato Díaz-Pérez dejó en su tierra un surco fecundo de realizaciones científicas y literarias. Teósofo, republicano y orientalista dio a conocer desde 1895 hasta su venida al Paraguay, un enorme caudal de publicaciones y ensayos de extrema profundidad, dedicados a temas de su especialidad, entre los que cabe citar:

  • La India,
  • Algunos datos sobre la Antigua Literatura Hinda, Naturaleza y Función del lenguaje rítmico, tesis presentada en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Madrid,
  • Sobre el misticismo Musulmán,
  • Supernaturismo – Karma,
  • La raíz an y sus significados, se denominó la tesis presentada al Congreso de Orientalistas, de Ámsterdam.

En 1904, publicó en Madrid, en la Unión Iberoamericana su trabajo “Movimiento Intelectual en el Paraguay”, en el que hacía un repaso de las principales personalidades del país.

Fue, desde joven, colaborador en revistas hispánicas conjuntamente con los escritores de la generación del 98.

Su familia

En 1906, atraído por sus románticos efluvios – según expresión de Carlos R. Centurión – animado por el joven político y escritor paraguayo Hérib Campos Cervera que lo visitara en España, viajó al Paraguay.

Consustanciado con la nueva tierra que amó como propia, allí se radicó. Contrajo matrimonio con Leticia Godoi Rivarola, hija del conocido político y benefactor Juan Silvano Godoi, de dicha unión nacieron sus hijos Fernán y Rodrigo, este último, refinado poeta.

El Museo y Biblioteca que lleva el nombre del ilustre Juan Silvano Godoi se convirtió en el refugio predilecto del dedicado y estudioso Viriato. Desde ese recinto propagó con dedicación apostólica y generosidad todo su saber.

Dedicó su vida a la docencia y a la vida intelectual. Fue maestro de cientos de paraguayos que recibieron el influjo de sus conocimientos.

Cargos ocupados

Fue nombrado Jefe del Archivo Nacional; Director general de la Biblioteca y Museo de Bellas Artes de Asunción; Miembro Paleógrafo de la Comisión de Límites con Bolivia. Desde 1902] ejerció el cargo de Cónsul del Paraguay en España.

Trayectoria en Paraguay

Participación cultural

En 1907 organizó el círculo literario llamado “La Colmena” que congregaba a toda una suerte de intelectuales de primera línea: Rafael Barret, Juan E. O’Leary, Manuel Domínguez, Arsenio López Decoud, Modesto Guggiari, Juan Silvano Godoi, Carlos R. Centurión, Fulgencio R. Moreno, Ricardo Brugada (h.), Juan Casabianca, Ignacio A. Pane, Ramón V. Caballero y otros.

En 1908 era un conspicuo conferencista y colaborador de cuantas publicaciones literarias salieron a luz. Desde su llegada al Paraguay, el nombre de Viriato no estuvo ajeno a la actividad cultural de Asunción.

Participó en diversos actos culturales de divulgación internacional con Argentina, Brasil, Uruguay, Estados Unidos, España, Italia y Alemania.

Desde este año hasta la segunda década del siglo, su prodigiosa divulgación literaria fue asombrosa. Una multitud de folletos y conferencias pronunciadas en diversos círculos afectados a las letras y las artes, lo catapultaron a los más altos estrados de la intelectualidad paraguaya.

Publicaciones de autores extranjeros se hicieron eco de su labor de maestro. El teósofo, ocultista, políglota tenía ya una fama de sabio.

Asistió en 1916 como delegado paraguayo al Congreso de Bibliografía e Historia realizado en Buenos Aires, donde presentó su obra “Polibiblión Paraguayo”, una guía de indicaciones bibliográficas sobre el Paraguay.

Obras

Fue redactor principal de la importante Revista del Instituto Paraguayo.

En 1913, creó la Revista Paraguaya.

En 1924, redactó el informe oficial presentado a la Sociedad de las Naciones, sobre “La cultura y la escultura en el Paraguay”.

En 1925, participó en la Revista del Paraguay, dirigida por el investigador y poeta Enrique Parodi.

Organizó el Segundo Congreso Internacional de Historia y Geografía de América, llevado a cabo en Asunción el 12 de octubre de 1926.

En 1930, publicó en La Asunción un magnífico estudio denominado “Las comunidades peninsulares en su relación con los levantamientos comuneros americanos y en especial con la Revolución Comunera del Paraguay”.

En 1948, colaboró con su monografía “La literatura en el Paraguay” para integrar la gran Historia Universal de la Literatura, de Prapoline, enciclopedia de XIII volúmenes. Díaz-Pérez fue una figura característica del complejo novecientos del Paraguay.

Últimos años

Pronunció más de trescientas conferencias en diversos estrados.

Ejerció la cátedra por más de cuarenta años en las más conocidas instituciones de enseñanza. Su sólida cultura humanista, sus profundos conocimientos y su inagotable actividad intelectual le hicieron merecedor del respeto de sus alumnos y contemporáneos.

Hasta que falleció en Asunción el 25 de agosto de 1958.

Referencias

  • Cien vidas paraguayas. Carlos Zubizarreta
  • Historia de las letras paraguayas. Carlos R. Centurión

 

VIRIATO DÍAZ-PÉREZ Y SU OBRA[2] 

** Viriato Díaz-Pérez nació en Madrid en 1875 y se doctoró en Filosofía y Letras en la Universidad Central de la capital española cuando tenía 25 años. Formó parte de la famosa generación del 98, y trabajó intensamente en la vida intelectual madrileña de esos años; se carteaba, por ejemplo, con el autor de PLATERO Y YO, Juan Ramón Jiménez. Estaba también relacionado con el Paraguay a través de la familia Campos Cervera, y al punto que Hérib, padre, se casa con Alicia Díaz-Pérez, hermana de Viriato. Este hecho, y el que haya sido nombrado en 1903 Cónsul General del Paraguay en Madrid, cambiaron los intereses y los rumbos de Viriato Díaz-Pérez.
** Para 1906 ya lo tenemos en Paraguay e inserto dentro de la elite intelectual asuncena. A semanas de llegar fue nombrado director del Archivo Nacional de Asunción y a él se debe la encuadernación de cinco mil volúmenes con los documentos del archivo. Este trabajo lo puso en estrecha relación con otro gran intelectual de la época, Juansilvano Godoy; fruto de esta relación fue el casamiento de Viriato con Leticia, hija de Juansilvano.
** Viriato también se desempeño como director de la Biblioteca Nacional y estas actividades se complementaban con la docencia y con la labor periodística. Tanto fue su aporte a la Universidad Nacional, que ésta lo nombró Doctor Honoris Causa. Su obra escrita es extensa y variada, alcanzando los 30 volúmenes: abarca temas de lingüística, filosofía, literatura, ética, e historia, entre otros. Como bien diría Efraim Cardozo, “pocos se entregaron, de entre los extranjeros, tan completamente a la docencia cultural como Viriato Díaz-Pérez”.
** Cuando Viriato Díaz-Pérez ofreció sus conferencias en el Instituto Paraguayo en 1921, ya hacía quince años que estaba al frente del Archivo Nacional, por lo tanto conocía y manejaba toda la documentación que se hallara en dicho repositorio a la perfección. Si bien por la naturaleza de una conferencia hablada no hay notas a pie de páginas ni citas a documentos específicos, podemos, sin lugar a dudas, dar por supuesto que todo su escrito está basado en una sólida documentación.
** Sin embargo, la originalidad de la obra de Viriato Díaz-Pérez y su aporte más claro es el de ubicar las revoluciones comuneras en el contexto de los levantamientos americanos y peninsulares. Su mayor aporte, entonces, es llamar la atención sobre el hecho de que es imposible comprender en su totalidad las revueltas comuneras paraguayas si a éstas no se las relaciona con las de las comunidades españolas en el siglo XVI.
** Entonces nuestro autor va conduciéndonos muy pedagógicamente dentro de su esquema. Nos introduce en la España del 1500, y nos explica cómo estaba organizada la sociedad en esa época. Analiza con nuevos ojos la figura de Carlos V y hasta llega a afirmar que su grandeza, para España, fue fatal. Argumenta Viriato Díaz-Pérez que toda la actividad de Carlos V se hizo de cara a Europa y de espalda a España y América. Esto hizo que no se atendieran los reclamos de las comunidades, las cuales terminaron levantándose a lo largo de toda la península. Con fina agudeza nos introduce dentro del “sentir comunero” compartiendo las cartas que entre los mismos líderes se enviaban.
** Luego de explicar el surgimiento y la represión del movimiento comunero peninsular en el siglo XVI, da el salto y nos ubica en el contexto americano. Sólo así, insiste Viriato, vamos a comprender más acabadamente lo sucedido en Paraguay. Revolución comunera que desarrolla en los dos últimos capítulos de la obra y resume brillantemente lo acontecido entre 1721 y 1735.
** Sin embargo, él es consciente de que está sólo abriendo la temática, invitándonos a tomar la posta. En sus palabras: “Porque para una exacta comprensión de los hechos que integran el caótico período durante el cual se produce la célebre Revolución Comunera del Paraguay, sería preciso realizar una revisión de los numerosos problemas no resueltos y de las emergencias no suficientemente estudiadas, que rodean al interesante momento histórico”.
** Podemos afirmar, por lo tanto, que la lectura de la obra de Viriato Díaz-Pérez no sólo es fundamental para todos a quienes nos interesa la historia del Paraguay, sino también para aquellos investigadores que quieran arrojar nuevas luces sobre este tema central de nuestro pasado.

 

PARA IR PENSANDO…

 (Preguntas disparadoras para el debate)

  •  ¿Cómo está la Libertad de Pensamiento en Paraguay?
  • ¿Existen presos de Pensamiento en Paraguay?
  • ¿Persecución a algún tipo de pensamiento político o religioso?
  • ¿Siempre fue así? ¿En qué épocas no?

 


[1] http://es.wikipedia.org/wiki/Viriato_D%C3%ADaz-P%C3%A9rez

[2] Edición especial de Editorial Servilibro. Para ABC COLOR, Colección Imaginación y Memorias del Paraguay (11) © De la introducción: IGNACIO TELESCA. Editorial Servilibro,
Asunción-Paraguay,2007, 118 páginas

Anuncios

3 comentarios so far
Deja un comentario

Pretty nice post. I just stumbled upon your blog and wanted to say that I’ve truly enjoyed surfing around your blog posts.
After all I’ll be subscribing to your feed and I hope you write again very
soon!

Comentario por Fidelia

freenopass hack

“VIRIATO DÍAZ PÉREZ O EL POLÍGRAFO DE VILLA AURELIA Y LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO.” Análisis y Discusión del escrito “Las Ideas no se Matan.” | Aula – Taller en Derechos Humanos por medio de la Literatura Paraguaya

Trackback por freenopass hack

Taco Bell gift card

“VIRIATO DÍAZ PÉREZ O EL POLÍGRAFO DE VILLA AURELIA Y LA LIBERTAD DE PENSAMIENTO.” Análisis y Discusión del escrito “Las Ideas no se Matan.” | Aula – Taller en Derechos Humanos por medio de la Literatura Paraguaya

Trackback por Taco Bell gift card




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: